Enero 6, 2020

Nunca envidies los logros o avances espirituales de otras personas. 
Date cuenta de que tú también puedes lograr lo mismo. Pero debes hacer algo en ese sentido y no limitarte a quedarte sentado lamentando tu suerte en la vida.
Todos los individuos y sus almas pueden alcanzar la cumbre. 
Todos pueden entrar en contacto directo con la esencia, con la conciencia pura. 
Todos pueden caminar y comunicarse con ella, si se quiere y se acepta ese hecho. 
Debes creer que es posible y debes querer hacerlo; entonces, con toda seguridad lo harás. 
Para eso no se precisa una vida entera. 
No es necesario que lleve tiempo alguno. 
Simplemente comenzar a dar los pasos, dese la intensión y seguidamente desde la meditación. 
Puedes cambiar en un abrir y cerrar de ojos, si así lo decides. 
En un instante dado puedes estar caminando en lo viejo, y en el siguiente puedes hallarte en la novedad gloriosa. Puede suceder así de rápido, sin esfuerzo alguno por tu parte, con un anhelo y determinación profundos, y con una fe absoluta. 
Por qué no intentarlo, y dejar que la paz y el amor de la fuerza divina te llenen y te envuelvan?
Ciro 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *