Enero 14, 2020

PONERSE EN MARCHA.
Sin fe y convicción de lograr la meta no puedes caminar por el camino del día a día y mucho menos por el espiritual. 
Sin confianza no hay amor, sin amor la vida está vacía, por favor, siéntelo, créelo y aplícalo, el motor de la vida es el amor. 
Abre tu corazón y haz que fluya, sin importarte lo difícil que pueda parecer la vida en la superficie. 
Elevate por encima de tus condiciones y circunstancias externas, hasta lograr la unión con lo espititual, donde todo es luz, paz, perfección, allí donde no hay separación. 
Si logras introducirte y convivir en ese estado, te puedo asegurar, que no es necesario trascender de este plano terrenal para lograrlo, lo tienes todo dentro de ti, esperando ser activado.
Debes elegir hacerlo y a continuación debes hacerlo. 
No permitas que nada del exterior te deprima y te limite, lo que existe afuera tan solo es el reflejo de tus miedos. 
Comienza observando ese glorioso borde dorado tras cada nube oscura, concéntrate en él, hasta que ya no quede ni rastro de la nube. 
Aprende a buscar en ti, para poder elevarte y vivir libre como un pájaro, volando pero observando siempre, agradeciendo todos los dones de los cuales dispones. 
No te quedes amarrado a los caminos del mundo, al materialismo de la vida, al espejismos en el cual vives reflejado. 
Cuando logres estar en unión cuerpo, mente y espíritu, allí podrás saborear la grandeza de vivir en la esencia.
No demores en comenzar a andar, recuerda que los instantes son efímeros y no regresan más.
Ciro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *